CA | ES
GESTOR ENERGÉTICO
Consejos

Implementar todas estas medidas (muchas de ellas gratuítas o muy económicas) dará lugar a ahorros en la factura energética de su hogar que podrán suponer fácilmente un recorte superior al 30%.

 

Aislamiento de la vivienda
CONSEJO 1

Mejore el aislamiento de la vivienda. La mitad del consumo energético es debido a la calefacción. Si reforma la vivienda, instale un buen aislamiento en las paredes exteriores (y en los techos si es la última planta) y substituya las ventanas antiguas por otras de vidrio doble de baja emisión y marcos de PVC. Aunque la inversión sea algo elevada, la amortizará en pocos años. Le será rentable.

Aislamiento de las persianas
CONSEJO 2

Aísle y selle las cajas de las persianas introduciendo en su interior láminas de corcho, espuma autoadhesiva, poliespano o cualquier otro material aislante y enganchándolas a las paredes. Evitará la fuga de calor y las infiltraciones de aire frío directo de la calle (viceversa en verano).

Selle puertas y ventanas
CONSEJO 3

Localice las grietas, que normalmente se encuentran en la parte inferior de la puerta de entrada y en los contornos de las ventanas, e instale burletes, son tiras de caucho, espuma o silicona adhesiva.

Equipos eficientes
CONSEJO 4

Use equipos de calefacción y refrigeración eficientes. Si tiene radiadores eléctricos o convectores de resistencia eléctrica, substituyéndolas por bombas de calor de clase A o superior. Por cada kW/h eléctrico consumido proporcionan 3 o 4 kW/h térmicos. Si cambia de caldera, hágalo por una de condensación.

Termostatos programables
CONSEJO 5

Instale termostatos digitales programables para zonas (o llaves termostáticas programables). Así podrá programar temperaturas diferentes según horarios y días, usando la energía sólo donde y cuando sea necesaria. Por ejemplo, regulando desconexiones durante la noche o si tiene pensado estar fuera el fin de semana. Además, evitará los consumos para descuidos al apagar manualmente la calefacción.

Regule la temperatura
CONSEJO 6

Regule la calefacción y el aire acondicionado a una temperatura adecuada. En el hogar, entre 19 y 21 ºC en invierno y entre 24 y 26 ºC en verano. Tenga en cuenta que aumentar en un grado la temperatura del termostato en invierno (o reducirla en un grado en verano) puede incrementar el consumo entorno un 7%.

Aproveche la energía del sol
CONSEJO 7

Aproveche el máximo la energía del sol y del ambiente exterior. En verano abra las ventanas a primera hora de la mañana y a última de la noche para que el aire exterior refresque la casa y baje las persianas, corra las cortinas o instale toldos en las ventanas situadas al sur en las horas centrales del día. En invierno, al contrario.

Electrodomésticos de clase A
CONSEJO 8

Adquiera electrodomésticos de clase A o superior, especialmente en el caso del frigorífico, que gasta mucho al estar conectado las 24 horas. Un ejemplo: un frigorífico clase A+++ consume alrededor de un 70% menos que un modelo de clase media.

Iluminación LED
CONSEJO 9

Substituya las bombillas incandescentes y halógenos por LED. Ahorrará entre el 80 y el 90% del consumo eléctrico en iluminación. Además, la vida útil de los LED es muy superior (30 veces más que las primeras y 15 veces más que las segundas), en el encendido es inmediato y suelen estar garantizados.

Compare compañías
CONSEJO 10

Compare las ofertas de las compañías energéticas y contrate la mejor tarifa, igual que compara las tarifas para su teléfono móvil. Puede llegar a haber diferencias notables. Existen comparadores en Internet que facilitan la tarea.

Discriminación horaria
CONSEJO 11

Valore si una tarifa con discriminación horaria le compensa. La respuesta es afirmativa si más de un 28% de su consumo eléctrico tiene lugar de las 22 horas a las 12 horas del día siguiente (23 horas a 13 horas en horario de invierno). Tenga en cuenta que puede programar muchos electrodomésticos para que funcionen durante las horas de tarifa reducida: lavadoras, lavavajillas, etc.

Potencia contratada
CONSEJO 12

Ajuste la potencia eléctrica contratada. Redúzcala hasta el valor mínimo necesario, que puede calcular sumando las potencias de todos aquellos aparatos que tengan previsto utilizar simultáneamente en el momento de mayor consumo. Cuando realice este cálculo, valore si realmente necesita usarlos todos al mismo tiempo.

 

Demanda eléctrica
CONSEJO 13

Instale un equipo sencillo de medida de la demanda eléctrica. Así conocerá su gráfica de consumo a lo largo del día y verá la potencia eléctrica que necesita. También se hará a la idea del consumo de cada electrodoméstico  y detectará si existen ineficiencias; por ejemplo, consumos nocturnos debidos a la conexión de aparatos en la red aunque no estén funcionando.

 

Desconecte los equipos
CONSEJO 14

Desconecte completamente los equipos que no estén en uso. Si no lo hace, se mantendrán en modo de espera (stand-by) pero seguirán consumiendo una energía que, según la agencia Eurostat, puede llegar al 7% del consumo eléctrico del hogar.

Energías renovables
CONSEJO 15

Instale energías renovables si puede: solar térmica (para agua caliente, calefacción y piscinas), solar fotovoltaica (para la generación de electricidad), geotérmica (que aprovecha la temperatura del subsuelo), biomasa, eólica, etc. Requieren una cierta inversión inicial. Consulte a un profesional para que le asesore.

Contadores individuales
CONSEJO 16
consell_comptadors

Si tiene calefacción y/o agua caliente central, proponga a la comunidad instalar contadores individuales o estimadores de costes de consumo. Además de adelantarse a una medida que será obligatoria en 2016, el hecho de que cada uno pague por lo que consuma nos hará ser milagrosamente más eficientes. El vecino se lo pensará bien antes de abrir las ventanas en invierno, ya que no será la comunidad quien lo pague, sino él.